17 julio 2011

البتراء Petra

LA CIUDAD DE PETRA - EL ULTIMO LUGAR DE LOS CRUZADOS


Petra (en árabe, البتراء al-Batrā´) es un importante enclave arqueológico en Jordania, y la capital del antiguo reino nabateo. El nombre de Petra proviene del griego πέτρα que significa piedra, y su nombre es perfectamente adecuado; no se trata de una ciudad construida con piedra, sino, literalmente, excavada y esculpida en la piedra.
 
El asentamiento de Petra se localiza en un valle angosto, al este del valle de la Aravá que se extiende desde el mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba. Los restos más célebres de Petra son sin duda sus construcciones labradas en la misma roca del valle (hemispeos), en particular, los edificios conocidos como la Khazneh (la Tesorería) y el Deir (el Monasterio).

Fundada en la antigüedad hacia el final de siglo VII a. de C. por los edomitas, fue ocupada en el siglo VI a. de C. por los nabateos que la hicieron prosperar gracias a su situación en la ruta de las caravanas que llevaban el incienso, las especias y otros productos de lujo entre Egipto, Siria, Arabia y el sur del Mediterráneo.

 

Hacia el siglo VIII, el cambio de las rutas comerciales y los terremotos sufridos, condujeron al abandono de la ciudad por sus habitantes. Cayó en el olvido en la era moderna, y el lugar fue redescubierto para el mundo occidental por un explorador suizo Johann Ludwig Burckhardt en 1812.

Numerosos edificios cuyas fachadas están directamente esculpidas en la roca, forman un conjunto monumental único que a partir del 6 de diciembre de 1985, está inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. La zona que rodea el lugar es también, desde 1993, Parque Nacional arqueológico.

Desde el 7 de julio de 2007, Petra forma parte de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo.

Petra se encuentra a mitad de camino entre el Golfo de Aqaba y el Mar Muerto a una altitud de 800 a 1396 metros sobre el nivel del mar en un valle de la región montañosa de Edom, al este del valle del Arabah. Hoy, Petra está alrededor de 200 km al sur de la capital jordana Ammán, aproximadamente a 3 horas en coche.

La situación de Petra, escondida -o más exactamente: construida en gran parte en la misma roca, como si de una escultura se tratase-, está por eso mísmo embutida entre rocas abruptas y empinadas, entre los pasadizos o pequeños cañones excavados por la erosión del agua a través de miles de años. Dispone de un suministro seguro de agua, lo que hace que sea un lugar propicio para el desarrollo de una próspera ciudad. El lugar es accesible sólo por un estrecho sendero de montaña por el noroeste, o al este a través de un cañón de aproximadamente 1,5 km de longitud y hasta 200 metros de altura, el Sîq, el acceso principal, que en su lugar más estrecho, mide apenas dos metros de ancho.

La presencia de agua y la seguridad proporcionada por el emplazamiento de Petra hizo de ella una parada natural en la intersección de varias rutas de caravanas que conectaban Egipto, Siria y Arabia con el sur del Mediterráneo, cargadas sobre todo con productos de lujo (especias y seda de la India, de marfil de África, perlas del Mar Rojo e incienso del sur de Arabia). La resina de "árbol del incienso" ( Boswellia ) era codiciada en todo el mundo antiguo como una ofrenda religiosa especialmente valiosa, y también como medicamento.

La actividad comercial generada por las caravanas y las tasas percibidas producían importantes beneficios para los nabateos. Como resultado, la ciudad albergó desde el siglo V a. de C. un importante mercado hasta el siglo tercero.

Petra es una ciudad troglodita situada en medio de acantilados rocosos, rocas y piedras se ven por todas partes. El lugar está compuesto de arenisca, una roca detrítica formada a partir de la agregación y cementación o diagénesis de los granos de arena. Es, por lo tanto, una roca coherente y dura.

Petra está situada en una región con una fuerte sismicidad: se encuentra donde la Placa Arábiga se separa de la Placa África. La sismicidad del sitio se ve reforzada por la proximidad del Gran Valle del Rift. En los años 363, 419, 551 y 747, varios terremotos dañaron la ciudad y sus monumentos.

La capa freática de agua salada existente debajo de Petra ascendió y produjo el deterioro de la base de muchos monumentos.

Alrededor de Petra, se pueden encontrar rocas que contienen sílice, que los nabateos fueron capaces de extraer en las canteras para fabricar hormigón resistente al agua.

Estas características geológicas permitieron a los habitantes de Petra poder ocultarse y protegerse de los ataques externos.

La historia de Petra es larga, su valle era muy estimado por su fácil defensa. Sin embargo, sus primeros habitantes fueron nómadas, no hay huellas físicas de las viviendas más que a partir de la época nabatea, ya que esta civilización construyó y vivió allí durante mucho tiempo. Tras el período bizantino, el lugar es prácticamente abandonado, por lo que hay pocas fuentes que evoquen ese momento, lo que hace difícil reconstruir la historia de la ciudad durante un largo período. Tras el redescubrimiento de la ciudad por Jean Louis Burckhardt en 1812, se ha encontrado en los escritos de la Antigüedad muchas fuentes que evocan la historia de Petra.

La conquista islámica de la región en los años 629 - 632 parece no haberse interesado por Petra. La última mención de Petra se encuentra en un texto escrito por Anthenogenes, obispo de la ciudad, hacia el final del siglo V o el comienzo del VI.
Conquistada por los árabes, cuya actuación sobre la ciudad no se conoce, Petra, que gradualmente se había vaciado de sus habitantes y se había convertido en una simple aldea en el año 700, es ocupada en última instancia por los cruzados antes de ser completamente olvidada.

Durante la Primera cruzada, la ciudad fue ocupada por Balduino de Boulogne del Reino de Jerusalén y forma el segundo vasallaje de la baronía de Al-Karak en el Señorío de Outre-Jourdain.

Durante la dominación franca, se construyeron varias fortificaciones cruzadas en las fortalezas de Al-Wu'ayrah y Al-Habis.

La ciudad sigue en manos de los cruzados hasta el año 1187, cuando Saladino los derrotó en la Batalla de Hattin y Al-Karak tomando posesión de la región.

Un peregrino alemán llamado Thetmar dijo haber pasado cerca de Petra en 1217 y el Sultánaz-Zâhir Rukn ad-Din Baybars al-Bunduqdari cruzó la ciudad en el año 1276.
Las ruinas de Petra fueron objeto de curiosidad durante la Edad Media, atrayendo algunos visitantes que dejaron constancia de su visita, como los sultanes Bibares de Egipto a principios el siglo XIII.


PARTE ACTUAL DE PETRA


Petra fue descubierta al mundo occidental en 1812 por Jean Louis Burckhardt, un viajero suizo disfrazado de árabe, llamando Sheikh Ibrahim. Siguió la ruta entre Damasco y Egipto, pasando por Jordania. Escuchó decir que a las afueras del pueblo de Wadi Moussa, existían en medio de una fortaleza natural , unas ruinas extraordinarias. En esta región, que entonces pertenecía al Imperio Otomano, se desconfiaba de las personas que curioseaban en las antigüedades consideradas como "obras de los infieles"; porque en ese momento la situación política y religiosa era tensa. Burckhardt se presentó como un peregrino que deseaba sacrificar una cabra al Profeta Aarón, cuya tumba, construida en el siglo XIII, se suponía que estaba más allá de las ruinas, en la parte superior de Jebel Haroun. Acompañado de su guía, cruzó la ciudad antigua en agosto de 1812, sin poder por un momento pararse a tomar notas o dibujos, pero consciente de la importancia de tales restos y del hecho de que esas ruinas cercanas a Wadi Moussa eran las de Petra. Entusiasmado, propaga la noticia entre los occidentales instalados en Oriente y en Egipto y expondrá sus conclusiones en el libroTravels in Syria and the Holy Land, que se publicará en 1823, cinco años después de su muerte.

Se llevaron a cabo otros intentos de exploraciones de Petra, a pesar de la desconfianza de la gente.

En mayo de 1818, (seis años después de la expedición Burckhardt), una docena de personas de Jerusalén, John William Bankes el drogman Giovanni Finati y los oficiales navales C. L. Irby y J. Mangles, logran mantenerse algún tiempo en la ciudad, por desgracia, no más de dos días, porque las rivalidades entre los jefes de las tribus les obligaron a abandonar antes de lo previsto.

A partir de 1828 se inician las verdaderas primeras misiones arqueológicas. Y desde 1830, el asentamiento se convierte en un lugar para visitar, complementadas por peregrinaciones religiosas y en una fuente de beneficios para muchos jefes de las tribus de los alrededores.

Alrededor de Petra se encuentran tumbas excavadas en la roca que presentan fachadas de tipo helenístico incluida la célebre Khazneh y el monasterio Deir. También se encuentran veinte rocas llamadas jinns que representan quizá a los dioses vigilando la ciudad.

El Siq también es representado a menudo por su lado misterioso y monumental así como laKhazneal-Firaun, calle central de Petra.

Hay un teatro que fue originalmente construido por los nabateos en el siglo I, con una capacidad de 3000 espectadores, y luego fue ampliado por los romanos en el 106 E.C. a 8500 espectadores. Fue tallado mayormente en la roca, pero la parte del proscenio fue construida con una mezcla de roca tallada y de albañilería; tenía un orquesta semi-circular y gradas en tres niveles superpuestos en forma de luna creciente. El teatro fue descubierto en 1961 y sacado a la luz por un equipo de arqueólogos americanos.

El Qasr al-Bint, fue uno de los principales templos de la ciudad y una de las pocas estructuras construidas, en vez de tallada en la roca. Destruido por un terremoto, fue reconstruido más tarde.

Muchos de los más grandes monumentos (el Khazneh, el teatro, Qasr al-Bint&hellip se construyeron durante el reinado del rey Aretas IV Philopatris (del año -9 al año 40).

Durante la dominación bizantina, se construyeron grandes iglesias fastuosamente decoradas con piedra traída de Grecia, Egipto y otras tierras lejanas. A menudo utilizan el mármol y el granito en los antiguos templos nabateos y romanos. La "Iglesia bizantina", descubierta en 1990, fue construida en el siglo V, se encuentra al norte de la calle de las columnas . Se decoraron con mosaicos y teselas de vidrio y piedra, a veces cubiertas con hojas de oro. Su estilo era más bien greco-romano con detalles inspirados en Petra y sus alrededores, en sus plantas y animales. La iglesia fue víctima de un incendio al final del siglo V , que destruyó el mármol (repartido en más de 4000 fragmentos encontrados por los arqueólogos) y dañó más de 140 papiros que se mantenían en una sala adosada perteneciente a una familia acomodada.

EL egiptólogo John William Bankes, que permaneció unos días en allí para recorrer gran parte de la ciudad, logró hacer unos bosquejos. Los resultados de su viaje se hicieron públicos el mismo año que salió el libro de Burckhardt, pero los bocetos permanecieron inéditos hasta el final del siglo XX.

Son los numerosos documentos, dibujos y grabados del arqueólogo francés León de Labordey Louis Mauricio Adolphe Linant de Bellefonds realizados durante su misión en 1828 y compilados en el libro Voyage de l'Arabie Pétrée del año 1830, los que sientan las bases del mito nabateo y atraen la atención del mundo occidental hacia las ruinas de Petra. Los dos socios y las dieciséis personas que los acompañaban acamparon cerca de las ruinas, a pesar del miedo a la peste que asolaba la aldea cercana de Wadi Moussa. Sus descubrimientos, hechos durante seis días de trabajo, sirvieron para hacer el primer mapa de la ciudad cristiana.

Siguieron varias misiones arqueológicas, incluidas las de los geógrafos Gotthilf Heinrich von Schubert y de Jules Bertou en 837, un especialista en estudios bíblicos Edward Robinson, la asiriólogaAusten Henry Layard en 1840 y el arqueólogo Honoré Teodorico Albert Luynesen 1864. Los primeros estudios se centraron en las tumbas por ser más espectaculares que otros vestigios. Los habitantes locales eran hostiles a la investigación y no permitieron una verdadera organización de las excavaciones.

En 1897, la Orden de los dominicos de la École biblique et archéologique française de Jérusalem hizo un inventario de los monumentos de Petra.

En 1907, el especialista en el mundo árabe Alois Musil publicó en su trabajo cartográficoArabia Petraea los resultados de una de las primeras expediciones científicas que se comprometió en hacer un inventario de todos los sitios de la antigüedad visibles en ese momento. En 1920, las mediciones realizadas por los anticuarios Rudolf Ernst Brünnow yAlfred von Domaszewski permitieron elaborar un primer mapa preciso de Petra. No fue hasta 1924 cuando comenzaron las verdaderas excavaciones científicas.

Las investigaciones no se limitaron al sitio de Petra. Charles Montagu Doughty descubrió a cierta distancia otra ciudad nabatea, Hégra.

La primera intervención arqueológica se llevó a cabo en 1929. Siguieron otras en 1935, 1937 y 1954. En 1958 , la Escuela Británica de Arqueología comenzó a excavar en el centro de la ciudad. Desde entonces, los arqueólogos se han relevado en el sitio.

A partir de 1973, el Departamento de Antigüedades de Jordania inició una colaboración con varias universidades americanas para la realización de excavaciones. Los arqueólogos jordanos, francés, suizos y de EE.UU. han hecho descubrimientos importantes durante la última gran campaña de excavaciones, que duró de 1993 al 2002. En 1998 un gran complejo de estanques fue descubierto cerca del Gran Templo. En el 2000 se descubrió una rica villa nabatea fuera del Siq y en el 2003 se encontraron tumbas talladas en la roca por debajo de la Khazneh.

El relieve de la ciudad hace difícil el acceso a algunas zonas, y la erosión han causado muchos daños, los arqueólogos pidieron a un alpinista que escalase un muro para llegar a una tumba, pero no encontró más que los huesos, la tumba había sido saqueada.

En una pequeña plataforma de uno de los acantilados se encontró un lugar reservado para ceremonias religiosas, donde tuvieron lugar probablemente los sacrificios de animales cuya sangre goteó por la pared del acantilado.

Bajo la dirección de la Autoridad de Antigüedades de Jordania, los científicos americanos de la Brown University de Providencia descubrieron las ruinas del templo principal ( Qasr al-Bint ) en el centro de la ciudad así como los alrededores de la puerta de Temenos. Hasta el momento, sólo el uno por ciento de la superficie de la ciudad de Petra ha sido objeto de excavaciones arqueológicas.

En el 2000, el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) continuó las excavaciones en Qasr al-Bint financiado principalmente por el Ministerio De Relaciones Exteriores francés.
Petra.ogg

Son las investigaciones sobre las inscripciones de Petra o de Hégra lo que permitió los mayores descubrimientos. Las rocas de Petra están cubiertas por cerca de 4000 inscripciones, de las que un 80% son firmas, en su mayoría de peregrinos religiosos pre-islámicos que dejaron las huellas de su piedad. Los nabateos que la mayoría de las veces escribieron en papiro y en piel, materiales que se destruyen rápidamente, no tenemos otra opción más que el estudio de las inscripciones grabadas en la piedra de Petra y en otras partes de Oriente Medio donde el alfabeto era bastante común.

Fue en 1840, cuando el científico E. Beer descifró el alfabeto, una forma particular de escritura en arameo, mezclada con el árabe (que es quizás el origen del estilo de escritura de éste último), y el francés Eugene-Melchior de Vogüé y William Henry Waddingtoncompletaron la investigación. Escrito de derecha a izquierda, el alfabeto se compone de veintidós consonantes, como algunos idiomas emparentados con él, incluido el hebreo, las vocales deben ser inferidas por el lector. Parece que el estilo de esta escritura de las rocas, sus ligaduras y sus curvas, deriva de la de una escritura en papiro creada por los escribas, y que este estilo continuó después del grabado de las inscripciones en la roca con martillo y cincel.

Los nabateos se mantienen en contacto permanente con otras grandes civilizaciones de la época y utilizan el griego clásico y latín para sus documentos más importantes.

Los numismáticos han sido capaces de identificar las monedas emitidas durante aproximadamente dos siglos por los nabateos, que imitaron la moneda griega.

Fuente

3 comentarios:

Anónimo dijo...

recientemente he visitado Petra ,no deja de asombrarme , cada vez que voy hay excavaciones nuevas que le dejan a uno asombrado

nines dijo...

esta vez intente buscar la subida al matadero y no la encontre , te acuerdas , que no llegamos a verlo ?

nines dijo...

esta vez intente buscar la subida al matadero y no la encontre , te acuerdas , que no llegamos a verlo ?