12 febrero 2009

Acerca de reyes (II)

Curiosidades reales del mundo de los reyes (II)

Este post es la continuación del post que tienes a continuación o que puedes ver aquí.

En "El libro delos sucesos", Isaac Asimov decía:


1. El reinado del Zar Nicolás II de Rusia comenzó y concluyó con infortunio. En la ceremonia de su coronación en Moscú fueron dados obsequios a toda la gente que asistió. Mientras estas personas se encontraban aguardando para recibir sus presentes, que estaban expuestos en mostradores en el campo de Khodinka, corrió el rumor que no había bastantes para todos. Empezó una estampida hacia los mostradores, y cientos de mujeres y niños fueron pisoteados y murieron. El reinado del Zar terminó con la Revolución Rusa y la ejecución del propio Nicolás II.

2. Luis II, Rey de Baviera, tenía una obsesión irresistible por construir castillos hermosos, fantásticos. Debido a esta compulsión se hundió profundamente en deudas. El Emperador Guillermo II, familiar de Luis, le ofreció un préstamo de 10.000.000 de marcos, pero Luis lo rechazó porque el empréstito era concedido con la condición que fuera utilizado para pagar deudas y no para emprender más construcciones. Luis solicitó préstamos a los reyes de Suecia y de Noruega. Se desesperó tanto, que estaba dispuesto a encarcelar a cualquiera que no le ayudase a recolectar dinero para construir sus castillos de ensueño.

3. Un gobernante medieval, ateo declarado, fue el Sacro Emperador Romano Federico II, quien murió en 1250. Estableció una corte culta en la que recibió judíos y musulmanes ilustrados, sobre una base de igualdad con los cristianos. Halló útiles a los mercenarios musulmanes en sus combates contra el Papa.

4. Hasta el día de la Revolución Francesa, una sola familia de reyes, que descendía de Hugo Capeto, había reinado en Francia por casi 4 siglos (de 967 a 1328). Ramas relacionadas con la familia Capeto, los Valois y los Borbones, sucedieron a los Capeto y reinaron en Francia hasta el siglo XIX.

5. Carlomagno, el emperador de los francos (742-814), nunca aprendió a escribir; aunque practicó en tablillas, reconoció que no podía dominar esa habilidad. Sin embargo, aprendió a leer. Se adelantó a casi todos los gobernantes de su época, quienes consideraban que esas habilidades estaban por debajo de su dignidad y las dejaban para el pueblo y los monjes.

6.En el año 695, Leoncio se puso en persona al frente de los constantinopolitanos rebeldes y capturó al emperador Justiniano II. Hizo cortar la nariz a Justiniano, pensando que, con una desfiguración tan grotesca, jamás aspiraría nuevamente al trono imperial. El mismo Leoncio fue derrocado por tropas al mando del general Tiberio III, quien se convirtió en emperador en el año 689 de nuestra era, y cortó a su vez la nariz de Leoncio. Luego de un exilio de 10 años, Justiniano recuperó el trono y humilló y ejecutó públicamente tanto a Leoncio como a Tiberio.

7. Dos reyes han reinado durante 7 decenios: Shapur II, de la Dinastía Sasánida de Persia, gobernó de 309 a 379 (toda su vida, ya que nació después de la muerte de su padre), y trece siglos y medio más tarde, Luis XIV de Francia reinó de 1643 a 1715. El Sacro Emperador Romano Francisco José I de Austria gobernó durante 68 años, de 1848 a 1916. La Reina Victoria reinó 64 años, de 1837 a 1901.

8.Luis IX fue el rey santo de los Capeto. Sus virtudes cristianas son ejemplificadas por su fidelidad a su esposa (quien dio a luz 11 hijos), lo cual no era la costumbre real en esos días, en el siglo XIII. Luis llevaba un cilicio bajo la ropa, lo que le ayudaba, decía, a mantener la mente en cosas más elevadas. Como gesto de humildad, besaba a los leprosos y comía con los pobres. Algunas de las escorias de la sociedad invitadas olían tan mal que los soldados de la guardia (que no olían precisamente a rosas) se molestaban. Luis abolió el juicio de Dios e insistió en utilizar evidencias concretas para juzgar entre lo justo y lo injusto en un litigio. Promulgó rígidas leyes contra la blasfemia, el juego y la prostitución, pero también insistió en tratar de la manera más bárbara a judíos y herejes. En 1297, 27 años después que había muerto por la peste en Túnez, fue canonizado como San Luis.

9. Durante 20 siglos después del asesinato de Julio César, su nombre sobrevivió entre los gobernantes del mundo. En tiempos modernos, los emperadores de Alemania y Austria-Hungría eran llamados Káiser, la escritura alemana (y la pronunciación casi correcta) del latín caesar . La palabra rusa zar , tsar o czar también es una forma de césar . Hasta hace poco más de 30 años, Bulgaria era gobernada por el zar Simeón II, y hasta 1947, los emperadores británicos de la India llevaban el nombre de Káiser-i-Hind.

10.Pedro el Grande aborrecía el Kremlin, donde, cuando niño, había presenciado la tortura y muerte brutal de la familia de su madre. Cuando construyó su capital en San Petersburgo, prohibió incluso la más ligera reparación de los edificios de piedra de Moscú, asegurando que todos los albañiles eran necesarios en la nueva ciudad.

11. Pipino el Breve, rey de los francos de 751 a 768, era en verdad bajo de estatura: 1,37 m. Sin embargo, portaba una espada de 1,83 m de longitud y fue un guerrero poderoso... y padre de Carlomagno. Su esposa, en contraste, era conocida como Berta la del gran pie .

12. En 1889, el sha de Persia era tenido por un huésped molesto. En un viaje a Londres, trató de comprar a la Marquesa de Londonderry. Durante la misma visita, cuando estaba en un salón congestionado, con el Príncipe de Gales, le preguntó si las mujeres presentes eran sus esposas y le sugirió que las hiciera decapitar y buscara otras más bonitas.

13. El Rey Eduardo VII de Inglaterra estableció la costumbre de mantener adelantados media hora todos los relojes de Sandringham, la residencia real. Quería que sus invitados se levantaran temprano, cuando era mejor la caza. En 1936, cuando Jorge V, su hijo, yacía agonizante en Sandringham, se cometieron varios errores por la discrepancia entre la hora astronómica y la de Sandringham. El Príncipe de Gales (que pronto sería Eduardo VIII) ordenó, encolerizado, que los relojes fueran puestos inmediatamente de acuerdo con el Tiempo Medio de Greenwich. Un relojero local tardó de medianoche al amanecer para realizarlo.

14. Un cónsul y corregente de Roma fue un caballo, el predilecto del Emperador Calígula, Incitatus , a quien se le otorgaron honores a cada momento. Claudio, sucesor de Calígula, no invitaba a Incitatus a comer a su mesa, como lo había hecho su antecesor; mas el caballo siguió siendo tratado decentemente, en su pesebre de marfil, con una copa de oro para participar del vino.

15. Cuando Jorge Washington ascendió a la presidencia, en 1789, un rey gobernaba Francia, un Sacro Emperador Romano reinaba en gran parte de Europa, una zarina en Rusia, un taicún en Japón, y un emperador en China. De éstos, subsiste únicamente el cargo de presidente.

16. A los 74 años de edad, Narsés, un eunuco, destruyó a los ostrogodos y estableció el régimen bizantino sobre toda Italia, haciendo de Ravena su capital, en el siglo VI. Cuando tenía 90 años aún estaba gobernando Italia desde Ravena.

17. Los primeros 6 emperadores mogoles de la India reinaron en sucesión ininterrumpida, de padre a hijo, por cerca de 200 años, de 1526 a 1707. Esto fue notable, pues no había tradición de primogenitura y la lucha por el trono era frecuentemente sangrienta.

18. Cuando Enrique III de Francia visitó Venecia en 1574, los venecianos tendieron sobre toda el área de la Plaza de San Marcos un vasto toldo azul con estrellas pintadas y cubrieron todo el pavimento con alfombras orientales. Estaban ansiosos de asegurar a Francia como aliada, porque España había conquistado poco antes la mayor parte de la Península Italiana.

19. Hung Wu, el primer emperador de la Dinastía Ming, temía tanto al influjo maligno de la fuerza vital de un emperador anterior, una fuerza que creía residía en Pekín, que había sido la capital de la Dinastía Yuan que le antecedió, que ordenó en 1368 que la ciudad fuera arrasada. Pero primero hizo que sus funcionarios catalogasen la grandeza y la belleza del Gran Interior Yuan, el palacio imperial.

20. Akbar, el tercer Emperador mogol de la India (1556-1605), fue un brillante general y un combatiente feroz... mas eso no fue todo. Importó plantas y pastos raros, injertó árboles, cruzó palomas, conservó anotaciones zoológicas, adquirió un órgano de tubos occidental y aprendió por sí mismo a tocarlo, encargó la traducción de Aristóteles y otros filósofos griegos, escribió cartas al Papa y a dos reyes españoles, e inició las primeras relaciones diplomáticas angloindias, cuando mantuvo correspondencia con la Reina Isabel I.


Continuará...

Tomado de "El libro de los sucesos" de Isaac Asimov.

Ismael

1 comentario:

Anónimo dijo...

Alguien me aconsejó hace días este blog... y, la verdad, me sorprende la cantidad de temas diferentes que trata. Me ha resultado muy interesante
Sigue así