29 enero 2009

¿Cómo funciona un reloj mecánico de cuerda?

Uno de los grandes atractivos de los relojes mecánicos, es ver el contenido de su estructura interna. Observad con detalle todos esos pequeños componentes enlazados perfectamente para cumplir su trabajo nos llena de preguntas sobre dicho funcionamiento. La fascinación por la mecánica en nuestros gustos y aficiones por los relojes nos lleva a muchos a intentar, al menos, entender este proceso mecánico ajustado tan finamente para obtener aquellos resultados tan recurrentes y necesarios en nuestra vida diaria: la lectura de la hora y minutos. En este artículo, se explicará de manera detallada el funcionamiento básico de un reloj de cuerda, haciendo mención de los nombres comunes de los componentes, la distribución dentro de un calibre de estos y el funcionamiento entre ellos para tener una mejor comprensión del principio de función de este tipo de movimientos mecánicos.
El calibre mecánico a detallar es un Duward de carga manual de 15 rubís, fabricado en 1965. La imagen del calibre en cuestión:


Bien, supongamos que lo tomamos de nuestro cajón para llevarlo con nosotros durante un día. La primera acción a realizar es darle cuerda para que el movimiento comience su marcha. Cuando ejercemos esta acción tan simple de primera vista, los resultados en el interior del reloj son diversos, todo aprovechando un principio sencillo de obtener energía através de la manipulación correcta de un componente metálico con ciertas características en su composición, diseño, alojamiento y demás, este componente es el muelle real, el que básicamente provee de energía a estos antiguos movimientos, pero más adelante detallaremos este aspecto.El muelle alamacena energía potencia elástica que se devuelve al reloj a medida que dicho muelle se descomprime. Entonces, cuando damos cuerda a nuestro reloj, esto es lo que sucede dentro de él:


La cuerda se ejerce con la corona de remontúar, se gira, este através de la transmisión o tija y el piñón de remontaje que está debajo del puente (3) acciona la rueda de la corona (4), la cual gira accionando al barrilete, el cual está debajo del rochete (5), este tiene un freno en el trinquete (6) para evitar la regresión de la presión creada mediante la fuerza ejercida al dar cuerda. Pero, ¿Por qué al dar cuerda, necesitamos del trinquete para que frene el retroceso del barrilete? el barrilete al girar carga hacia el centro de su eje el muelle real, este es una espiral metálica que en momento de girar el barrilete se concentra debido a su flexibilidad hacia el centro, por lo cual crea una fuerza ejerciendo presión al liberar la masa metálica. Este es el barrilete que se encuentra debajo del rochete como se refiere en la imagen anterior, cuando damos cuerda al reloj, la carga del muelle real va en el sentido de las flechas:

Ahora bien, una vez que se le da cuerda al reloj, esta presión incrustada en el muelle real se libera através del barrilete, girando para desahogar mueve los dientes del engrane de este. La siguiente imagen nos muestra la continuación de este funcionamiento:

Dicho componente se encuentra enlazado con los dientes de la rueda central o rueda primera (7), el tamaño en micras de los dientes de este engrane y su piñón ejerce fuerza sobre la rueda segunda (8), la cual impulsando la misma fuerza pero con menor tamaño de engrane mueve el piñón de la rueda tercera (9), y finalmente este acciona a la rueda de escape (10). La siguiente imagen muestra de manera más explícita este funcionamiento del tren de rodaje:

La rueda de escape, es el último componente del tren de rodaje, esta ejerce fricción y fuerza controlada con el áncora o paleta (11), por cada impulso, hay una entrada de presión en el rubí o labio de rubí posicionado de lado derecho de la paleta (12) y una salida o escape en el rubí o labio de rubí posicionado de lado izquierdo de la paleta (13). La constante fricción entre la rueda de escape y el áncora, es el típico “tic-tac” de todos los relojes de cuerda mecánicos.


Este movimiento en conjunto y coordinado con la presión proveniente del tren de rodaje mueven al conjunto volante-espiral mediante el choque constante del áncora con el rubí rodante (17), en la imagen anterior, del costado izquierdo está señalado, al girar de forma bi-direccional, choca con el áncora, esta inercia mueve al mencionado conjunto volante-espiral. El cual esta compuesto por el volante (14), el espiral (15), el eje del volante (16) y el rubí rodante:

En la imágen, se señala el componente el cual tiene que ser ajustado para que finalmente el calibre marque la hora y minutos correctos sin adelantar o atrasar su marcha, me refiero a la raqueta o regulador (18). Este movimiento continuo entre la rueda de escape, el áncora y el conjunto volante-espiral regula la marcha del tiempo, su latencia varía, puede ser de 18,000 alternancias por hora (a/h), referido al número de semi-oscilaciones dadas por el volante por cada 60 minutos, 21,600 a/h, 28,800 a/h o hasta 36,000 a/h o más.

Este es el proceso mecánico dentro de nuestro reloj, sencillo de simple vista al tomar la lectura, pero cabe recordar que para que la industria relojera llegara a esos niveles de diseño y funcionamiento mecánico, tuvieron que pasar siglos desde las primeras interpretaciones del tiempo y los ciclos naturales por la civilización humana. Pero, no todo esta explicado, cuando tomamos nuestro reloj, le damos cuerda, este comienza su marcha, ¿qué necesitamos ahora?, pues ajustar la hora y minutos correctos ¿no? Entonces habrá que dar un giro en la explicación hacia otra parte de un calibre mecánico: el sistema de remontuár. Las siguientes imágenes nos muestran a detalle el funcionamiento de la puesta de hora y minutos con el sistema remontuado y sin remontuár:

Sistema en posición normal:

Aquí es muy importante ver las diferencias cuando remontuamos la corona, la siguiente imagen corresponde a dicho sistema ya remontuado:

El funcionamiento no es tan complicado, primero ejerzo presión de salida a la corona de remontar (1), esta mueve a la transmisión o tija (2), inmediatamente acciona al tirete (3) este tira y presiona al muelle flexible del tirete (4), el cual recorre con dicha fuerza al piñón deslizante (5) mediante la báscula (6) y enbona con la rueda de transmisión (7), al dar vuelta a la corona de remontuar este gira en ambas direcciones moviendo así a la rueda de las horas (8) y esta a la de los minutos (9). Sobre este sistema, se encuentra la esfera, la cual tiene insertadas las manecillas de hora y minutos. De esta forma ajusto, la hora y minutos exactos y listo! a dejar que el movimiento haga su trabajo. El resto de los componentes, tiene su nombre específico:



1. Puentes. 2. Tornillos varios. 3. Pivotes de rubí, para evitar la fricción del constante movimiento de los ejes de los engranes y el conjunto volante-espiral. 4. Platina. (cambio de imagen para tener una vista detallada)

Por otro lado, cabe sólo recordar que para algunos relojeros, el tren de rodaje tiene un par de clasificaciones, algo muy importante a tomar en cuenta, ya que la nomenclatura varía entre relojeros, ciudades y países debido a la ausencia de una normatividad al respecto, por ejemplo: 1. Barrilete ó Rueda primera. 2. Rueda central ó Rueda segunda. 3. Rueda segunda ó Rueda tercera. 4. Rueda tercera ó Rueda cuarta. 5. Rueda de escape ó Rueda quinta. Como conclusión, el sistema mecánico de un reloj, es complicado e interesante, años de investigación y desarrollo tuvieron que pasar para que se logren tener esos parámetros de precisión y tamaños tan reducidos. Dichos aspectos de precisión radican en dos aspectos, la precisión del proceso de diseñar componentes minúsculos cuyo funcionamiento están perfectamente calibrados entre si, y la precisión de su adecuado funcionamiento, mantenimiento y ajuste para que en conjunto, realicen su labor que no lo es del todo simple: marcar las horas y minutos. Una vez conociendo este sistema, sabemos que al momento de levantar la muñeca para tomar una lectura de horas y minutos, hay todo un proceso mecánico perfectamente coordinado al interior de estas pequeñas maravillas mecánicas que mientras más sabemos de ellas, más conocemos de lo noble y artística que es nuestra afición. En fin, les agradecería sus valiosos comentarios y correcciones, son todos bienvenidos, a grandes rasgos este es el principio de funcionamiento de un reloj mecánico de carga manual.

Fuente

No hay comentarios: