31 octubre 2014

Las esferas de nadie


En América, Europa, Asia y Oceanía han sido halladas unas ciclópeas esferas pétreas, cuyos constructores permanecen ocultos por el velo del tiempo. Tampoco sabemos cuál era la finalidad con la que fueron creadas. ¿Acaso constituyen una monumental prueba de la existencia de una misteriosa civilización madre de la que surgieron muchas otras culturas? El autor, que ha investigado in situ la mayoría de estos desestabilizadores vestigios, trata de responder a ésta y otras apasionantes preguntas.

Corría el año 1939 cuando la empresa norteamericana United Fruit Company comenzó a sembrar plantas de banano en el delta del Diquis (Costa Rica). Toda la selva tropical sufrió el exterminio de cientos de especies vegetales y animales, taladas a golpe de hacha, sierra y tractor. Una demoledora deforestación que dejaría al descubierto los tesoros arqueológicos de esta zona. De repente, en medio de la nada, empezaron a florecer unas extrañas piedras gigantescas totalmente esféricas. Pero no tres ni cuatro, sino cientos de ellas,  de más de dos metros de diámetro y con pesos que superaban varias toneladas.

/span>


Para saber más:

No hay comentarios: