06 agosto 2012

Salinidad, Mar Muerto (I)


El Mar Muerto, (Hebreo ים המלח Yam Ha'Melaj, Árabe البحر الميت Al Bahr al Mayyit) es un lago salado situado a 416,5 m bajo el nivel del mar entre Israel, Cisjordania y Jordania. 

Es de hecho el lugar más bajo de la Tierra, ocupando la parte más profunda de una depresión tectónica atravesada por el río Jordán y que también incluye el Lago de Tiberíades.  

También recibe el nombre de Lago de Asfaltites, por los depósitos de asfalto que se encuentran en sus orillas, conocidos y explotados desde la Edad Antigua. 

Tiene unos 76 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 625 km². 

Recibe agua del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produces obre el lago, y el nivel del mar es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación.

Es aproximadamente diez veces más salado que los océanos; la salinidad en el resto de los mares es de 35 gramos por litro. 

En el Mar Muerto es de 350 a 370 gramos por litro, por lo que no hay ningún ser vivo, salvo algunos microbios, que pueden vivir en él. 

Es rico en potasas, bromuro, yeso, sal y otros productos químicos que se extraen en gran cantidad y de manera muy económica. 

Las compañías israelíes y jordanas instaladas en la parte sur del Mar Muerto, a ambos lados de la frontera, aprovechan dichos minerales para el desarrollo de una importante actividad económica. 

Para llevar a cabo el proceso de extracción de minerales, es necesario evaporar artificialmente agua del Mar Muerto, proceso que contribuye al descenso de sus aguas, un hecho completamente evidente para todo aquel que visita la zona.

Ambos países, pero sobre todo Israel, utilizan las aguas del Río Jordán, principal tributario del Mar Muerto (es el único tributario en la práctica) para irrigar grandes extensiones de tierra agrícola.

La superficie era de 1.025 kilómetros cuadrados en 1945. Hoy apenas alcanza 625, y en algo más de 100 años tendrá la mitad de su actual extensión, según cifras oficiales. 

En ciertos puntos, la costa se halla hoy a 600 metros de donde se encontraba 20 años atrás.

La costa se ha alejado tanto, que a los turistas se les dificulta llegar al mar. Existen zonas en las orillas en las que se han formado oquedades provocadas por la cristalización de sales cuyo acceso es muy peligroso. Se crean áreas secas que se convierten muchas veces en zonas de barro imposibles de cruzar. 


También sucede que el agua que corre en dirección al Mar desde las montañas, debido al descenso del nivel del mar, cava más profundo y hace peligrar la infraestructura, con desmoronamientos. En algunos lugares el terreno presenta grietas típicas de la actividad sísmica.

Se forman huecos de 8 a 10 metros de profundidad y otro tanto de diámetro que aparecen en terrenos antiguamente inundados por las aguas, y provocan desmoronamientos de construcciones, obligando a adoptar medidas como la protección de la carretera 90, que conduce a Jerusalén .

Finalmente, la razon por la cual se flota sin ninguna ayuda es la alta densidad de sus aguas lo que hace que por un principio hidrostatico que emana de una relacion entre peso , volumen desplazado y empuje , podamos nadar en el sin esfuerzo.



La salinidad que tiene el mar muerto es tan elevada que su agua es mas densa que la de nuestros organismos es por esto que en el mar muerto siempre estaremos flotando.

Pero el termino de muerto se relaciona a las pocas especies que lo habitan y ahí es donde entra a jugar la presion osmótica,lo que ocurre en realidad es un intercambio de agua entre nuestro cuerpo u otro ser vivo y el mar muerto debido a la presion osmótica los sistemas tienden a equilibrar concentraciones salinas y el agua se mueve desde el lugar con menos salinidad al más salino hasta que las concentraciones salinas se igualen . Digamos que cuando  una persona entra a nadar en el mar muerto lo que ocurre es que su organismo le empieza a ceder agua hasta que las concentraciones salinas de nuestro organismo y el mar se igualen lo cual no pasa nunca y sino salimos nos deshidrataríamos y moriríamos (por eso se nos arrugan los dedos cuando estamos mucho tiempo en agua salada). 

Los organismos que sobreviven a estas altas salinidades tienen mecanismos especiales que los protegen contra medios tan salinos (hipertónicos) como son las algas que tienen gran cantidad de proteinas que aportan en gran medida a su presion osmotica y por eso tambien son un nutriente con un elevado valor proteínico.

Se dice que nadie se ahoga en el Mar Muerto: ¡Falso! De hecho es bastante fácil ahogarse. Si nadas boca a bajo, el agua sube tu abdomen hacia arriba y sumerge tu cabeza, comenzando a beber un agua de horrible sabor. Si lo bebes o se se introduce en tus ojos, te verás obligado a salir a beber y lavarte con agua dulce. La primera vez que lo visité, se ahogó un soldado del ejército jordano.

Ismael

1 comentario:

nines dijo...

no sabia que habias hecho esa foto , es bonita la foto , la modelo no , curioso eso de que nos deshidratamos.