13 noviembre 2011

Las cataratas retroceden

Más que con el tiempo, con la erosión. El mecanismo es fácil de entender: donde el agua adquiere mayor velocidad y, por lo tanto, mayor fuerza, es en la base de la cascada tras de caer. Así que la parte inferior de la pared es la que más sufre el desgaste. Eso se traduce en que la zona superior deja de tener dónde apoyarse y acaba cayendo al lecho de la catarata. 


 De este modo, por ejemplo, las cataratas del Niágara retroceden en dirección al nacimiento del río unos 15 cm al año por el lado estadounidense, y cerca de 1,5 cm en la parte canadiense (11 km en 12.000 años). Es famoso el gran desprendimiento de 1954. Aparte de la fuerza del agua en los diferentes puntos, el hecho de que unos saltos se erosionen más o menos deprisa depende del tipo de roca que los forme. Por ejemplo, las rocas calizas son más fáciles de disolver por el agua, lo que puede formar cuevas y oquedades, y  finalmente,  derrumbamientos.
En determinadas circunstancias, y dependiendo de la composición del agua, como en las termales y en las cascadas, puede ocurrir que el carbonato cálcico, al endurecerse, revista las paredes y la base, evite la desintegración de la roca y forme el llamado travertino.

Las Cataratas del Iguazú retroceden muy lentamente.  Han  necesitado casi 100.000 años para recorrer 23 km, desde Tres Fronteras hasta la actual Garganta del Diablo o Salto Santa María.

Fue don Alvarez Nuñez Cabeza de Vaca, Segundo Adelantado, el primer hombre blanco que descubrió las Cataratas del Iguazu cuando en el año 1541, partiendo desde el Atlantico, en las costas del estado brasileño de Santa Catalina hasta Asunción del Paraguay lleva a cabo su famoso descubriemiento, denominándolos Saltos de Santa María y que los Indígenas Guaraníes llamaron Y-guazú ( agua grande)

Hacia fines del período Trásico (120 millones de años), tuvo lugar en la región una descomunal actividad volcánica, seguida luego por la acción erosiva de las aguas y del viento, que arrastraron las areniscas dejando al descubierto las rocas eruptivas, que formaran el conjunto o basamento de los actuales saltos, constituído por meláfidos.

El área de las cataratas está compartida entre Brasil y la Argentina, que se unen en el Salto Unión de unos 70 metros de alto, formnando la Garganta del Diablo. El agua al caer se estrella con tal fuerza que forma una nube de gotitas atomizadas en las cuales el sol se descompone formando un increible arcoiris.

Al sector brasilero le corresponden unos 600 metros de extensión, donde sobresalen los saltos Benjamin Constant y Floriano. Del lado Argentino la extensión es mayor, son 2000 metros con 14 saltos importantes entre ellos El Escondido, mitre, Belgrano, Rivadavia, Tres mosqueteros, Adan y Eva, Bozzetti, San Martín, Ramirez, Lanusse, Elenita, Alvar Nuñez, Dos Hermanas, etc.


No hay comentarios: