09 octubre 2011

Impresionante caída de un acantilado

Sucedió en la costa de Cornewell, sudoeste de Inglaterra. Allí el pasado 3 de octubre se derrumbó un acantilado que arrojó al mar decenas de toneladas de roca. Esto sucedió cuando parte de la pared se precipitó sobre la llamada “Cala del Hombre Muerto” (Deathman´s cove), que forma parte de los acantilados del Norte, a media milla al este de la famosa cala de Hells Mouth.

Este tipo de caídas son producidas por el constante choque de las olas contra las secciones de roca. Aunque es un proceso continuo que siempre está activo (siempre está la erosión presente), es muy difícil ver como parte del acantilado se viene abajo, además, un día tan tranquilo y con la marea tan baja.

Richard Hocking que estaba midiendo las grietas para el Consejo de Suelos de Cornwell registró con su cámara el derrumbamiento de unos 100 metros de pared, que acabaron en el mar...

No hay comentarios: