02 octubre 2010

Mezquita de barro

La gran Mezquita de Malí, no solo representa una pieza importante del patrimonio de Mali, sino tambien para todo el continente, ya que es reconocido como uno de los monumentos mas importantes de África, considerada además en el año 1988 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Fue construida por los baris, casta de constructores trashumantes, sabios iletrados que transmitieron su conocimiento de padres a hijos.



Su teoría era que los edificios no los construían sino que los soñaban y, posteriormente, los levantaban. Su material principal es el banco, mezcla de paja, arcilla y aceite, y sus contornos sinuosos son herencia de una antigua y misteriosa sabiduría. Es nada menos que la estructura confeccionada en adobe mas grande de todo el mundo en todos los tiempos, con una antiguedad que data del año 1906.

Presenta  tres torres rematadas en huevos de avestruz que sobresalen de la fachada y dominan toda la ciudad. El edificio mide 56 x 56 m., con paredes decoradas con troncos de palmera, creando una estructura fuerte y resistente y dándole, además, un llamativo aspecto. El interior destaca por la gran cantidad de columnas que, según se cuenta, podían dar cabida entre sus paredes a toda la población que en Djenné vivía en el momento de su construcción.

La sistema climático que de su construcción presenta ventanas que de día permiten la entrada del calor solar, mientras que de noche liberan el calor recogido y mantienen cálida la estructura, gracias al material del que esta hecha, que además absorve energía.

Sólo el uso de un arco gótico denuncia el influjo de arquitectos europeos. Las labores de reconstrucción de la mezquita corren a cargo de toda la comunidad, pues en la época de lluvias ésta se lleva gran parte de la capa externa de banco, haciéndose imprescindible su recubrimiento; es la llamada "fiesta del enlucido", que comienza al amanecer del último día del Ramadán. El paso del tiempo y el material utilizado han ido redondeando las formas de la mezquita.

La entrada está prohibida a los no musulmanes.


La Gran Mezquita sufre daños permanentemente debido a la erosión de las lluvias o los cambios de temperaturas que agrietan la estructura. Es por esto que cada año se realiza un festival con la intención de recaudar fondos para las reparaciones necesarias. En esta celebración todos participan de la preparación de un barro que se coloca en las paredes para fortalecerlas; todas las generaciones han formado parte de este hermoso y emprendedor ritual.




Ismael

No hay comentarios: