20 julio 2016

Parque natural "Hoces del Duratón"

El presente artículo forma parte del trabajo del curso "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC"  

Parque Natural de las Hoces del Duratón

Situado en la provincia de Segovia, Castilla y León, España. 

 Meandros naturales

Monasterio de la Hoz


El Parque Natural de las Hoces del río Duratón está situado en el noreste de Segovia, aguas abajo de la villa de Sepúlveda. En esta zona el río se ha encajado en un profundo cañon, que en algunos lugares alcanza más de 100 metros de desnivel. Al interés y belleza del paisaje hay que añadir la gran riqueza arqueológica e histórica que encierra en su interior esta garganta.

 Ermita de San Frutos
 
En los altos farallones rocosos que culminan las hoces anidan casi 250 parejas de buitres leonados, acompañados de un buen número de alimoches, águilas reales y Halcones peregrinos.


Los valores naturales de la zona se ven sazonados, además, mediante el valor añadido, tanto en el plano histórico como artístico, de la ermita románica de San Frutos, la cuevas con grabados de la Edad del Bronce y el conjunto arquitectóico de Sepúlveda. En esta última localidad es obligado probar sus deliciosos asados
 




La ermita de San Frutos

El más sencillo recorrido a pie por las Hoces del Duratón se inicia en la explanada de tierra en la que termina el camino de Villaseca. Desde allí hay que encaminarse en dirección al espolón rocoso, rodeado de precipicios, sobre el que se alza la ermita de San Frutos. Tras cruzar por un puente de piedra una profunda grieta, llamada La Cuchillada, se asciende al antiguo cenobio benedictino. Después de contemplar esta construcción romántica del siglo XII se puede continuar hacia su cercano cementerio, en el que se conservan varias tumbas antropomórficas altomedievales. A la izquierda del mismo nace una rústica escalera tallada en la roca que seguramente serviría a los primitivos ermitaños para bajar hasta un río que, en la actualidad, está regulado por el pequeño embalse de Burgomillodo.
Vegetación

En el espacio se pueden diferenciar cuatro áreas:
  • La paramera, en la zona superior, con suelo calizo, seco y pobre, cuya vegetación climácica la constituyen bosques abiertos de sabina albar y enebros, actualmente bastante degradados por la acción humana y sustituidos en muchas zonas por tomillares y aulagares que configuran una pseudoestepa.
  • También en la zona superior, en el cuadrante suroccidental del Parque, las calizas han sido cubiertas por arenas de origen eólico; sobre estas arenas se asientan pinares de repoblación de pino resinero.
  • Los cortados con comunidades rupícolas de gran originalidad (las sedas, el ombligo de Venus, incluso algunos endemismos ibéricos: Biscutella valentina, Dianthus pungens, Campanula hispanica).
  • El fondo del valle caracterizado por restos de bosque de ribera: sauces, fresnos, álamos, olmos y alisos, choperas cultivadas y todos los matorrales característicos de la orla espinosa del bosque.
Fauna

Destaca el buitre leonado que tiene en este paraje una importante colonia reproductora. En los cortados también se instalan para criar alimoche, halcón peregrino, cernícalo vulgar, águila real y búho real, entre otros, así como importantes colonias de grajilla y chova piquirroja. Entre las rapaces forestales destacan águila calzada, azor, ratonero, milano negro y real y alcotán, y entre los paseriformes distintas especies de aviones, lavanderas, ruiseñores, collalbas, roqueros, currucas, herrerillos, carboneros, alcaudones y escribanos. La paramera mantiene una interesante comunidad de paseriformes en la que destaca la alondra de Dupont. Como mamíferos se pueden señalar tejón, garduña, comadreja, zorro, liebre y conejo, con alguna observación aislada de nutria, además de numerosos micromamíferos y murciélagos. Lagarto ocelado, lagartija colilarga, culebra bastarda, culebra de escalera y culebra viperina, por un lado, y rana común, sapo partero y sapo común.
Geomorfología

Al N de las crestas de Somosierra, en el triángulo formado por las localidades de Sepúlveda y Cantalejo como base y el Embalse de Burgomillodo como vértice, los materiales paleozoicos se hallan cubiertos por mantos mesozoicos de facies carbonática, generalmente dolomías, de aspecto oqueroso y colores ocres, en las cuales se ha implantado el Karst del Cañón del Duratón. La estructura general del Espacio está definida por un sistema de pliegues en rodilla separados por suaves sinclinales. Sobre esa superficie de acumulación caliza se va a instalar el río Duratón y su red de afluentes (Caslilla y San Juan) decapitándola y originando la Hoz del Duratón que describe un curso meandriforme, emplazada en los terrenos duros de las calizas y dolomías cretácicas, sus escarpes pueden superar los 100 m. de desnivel. El Suroeste del Parque, se halla recubierto por arenas recientes cuyo carácter eólico queda definido por su granulometría y por presentar una morfología en dunas, orientadas según los vientos dominantes del NW.
Paisaje

El río Duratón a partir de Sepúlveda y hasta el embalse de Burgomillodo ha formado unas hoces de fondo plano y escarpes calizos que pueden llegar a alcanzar los 100 m. de altura, donde el colorido ocre de las rocas contrasta con la cinta verde de la vegetación ribereña.

19 julio 2016

Los calzoncillos de Moebius

Todo el mundo conoce la "Cinta de Moebius", superficie de dos dimensiones no orientable con solamente un lado.

Pero esta no fue la única superficie de dos dimensiones con un solo lado, descubierta por Moebius.

También descubrió otra superficie, con una curiosa forma, llamada "calzoncillo de Moebius"

 Como es de suponer, sólo tiene una lado o cara (como diría un castizo, da igual dárselo la vuelta ;)

Si deseas construirte este "modelito", aquí tienes las instrucciones

Para saber más de objetos de Moebius, clic en este enlace

 


 

Número de Avogadro y homeopatía

El físico italiano Amadeo Avogadro vivió en una época (finales del siglo XVIII y primera mitad en del XIX) en el que se asentaron algunos de los pilares fundamentales de muchas ciencias tal y como las conocemos hoy. Su papel en la química y la física fue fundamental. Él mismo participó en su desarrollo, proponiendo la que pasó a la historia como la ley de Avogadro, que establecía que dos volúmenes iguales de dos gases distintos a la misma temperatura y la misma presión debían tener el mismo número de partículas.

Pero su nombre ha pasado a la historia no tanto por esta hipótesis como por el llamado número de Avogadro, que sirve para medir cuánta sustancia tiene un mol y equivale a 6,022x10^23, o lo que es lo mismo (redondeando), 602.200.000.000.000.000.000.000. ¡Casi nada!


O, lo que es lo mismo: 6,023x10^23
 
En número de Avogadro está relacionado también con otra cuestión no científica: la homeopatía. De hecho, es uno de los conceptos que se utilizan para desmontar la supuesta eficacia de esta pseudociencia.

La homeopatía basa sus productos en la dilución de los principios activos siguiendo la escala C: una disolución 2C significa que una parte del principio activo se ha disuelto en 99 partes de disolvente, y una parte del resultado ha sido de nuevo disuelta en 99 partes de disolvente. El resultado es que hay una parte de la sustancia original por cada 10.000 (10^4) partes de solución. Si esto ya es poco, tengan en cuenta que la homeopatía defiende soluciones de hasta 30C, donde hay 1 parte de principio activo por cada 10^60 partes de solución.

Aquí es donde entra el número de Avogadro, que indica con cuántas moléculas partimos exactamente y cuántas van quedando tras cada dilución: si un mol de sal tiene 6,023x10^23 moléculas, una dilución de 1024 hace que el resultado ya no tenga ni rastro de la sal original. Si la dilución es de 1060… ¡Ni una sola molécula del supuesto principio activo se encuentra en el producto final!


Para saber más de Avogadro y hoeopatía, clic en el enlace.

18 julio 2016

Arte, matemáticas y turbulencias

"Cuando me encuentre a Dios, le haré dos preguntas: ¿Por qué la relatividad? y ¿por qué la turbulencia?
(Heisenberg)

Un estudio del CSIC demuestra que algunos cuadros de Vincent Van Gogh de sus épocas de mayor agitación psicótica plasman con precisión la teoría física de la turbulencia de los fluidos y reproducen las leyes que describió el físico y matemático ruso Andrei Kolmogorov en 1941. 

Definición de turbulencia:

Movimiento desordenado de un fluido en el cual las moléculas, en vez de seguir trayectorias paralelas, describen trayectorias sinuosas y forman torbellinos.
  Estado de agitación en que se encuentra un fluido.
 

Esta investigación del CSIC, a la que se hace referencia en un artículo de 'Nature' por el antiguo editor de la revista Philip Ball, desvela que las obras "La noche estrellada", "Camino con ciprés y estrella" y "Campo de trigo con cuervos" reproducen las leyes observadas en los fluidos turbulentos que describió Kolmogorov. 

En el trabajo, se analizaron las fluctuaciones del campo de luminancias de los óleos del pintor como si fueran fluctuaciones del campo de velocidades de un fluido turbulento, por lo que los cambios de luminancia se asocian a los cambios de la temperatura virtual en el cuadro. 

Las diferencias de temperatura sugieren movimientos convectivos en un fluido que pueden conducir al régimen turbulento. 


Los investigadores digitalizaron distintas pinturas del pintor holandés y calcularon la probabilidad de que dos píxeles a cierta distancia tuvieran el mismo brillo o luminiscencia. Tras el análisis, confirmaron que varios trabajos de Van Gogh demuestran el escalamiento de Kolmogorov en la probabilidad de distribución de la luminiscencia.

13 julio 2016

Motivación en el aula

Es ciertamente muy lógico que la base del aprendizaje sean las ganas de aprender cosas nuevas. Y, en ocasiones, ser capaz de motivar a los alumnos debe implicar repensar la forma de dar clase.


 


Quizá en un principio puede sonar un poco abrumador, y quizá no sabes muy bien por dónde empezar a cambiar las cosas. 

Así ven ellos la educación que les impartimos:




Aquí tienes 10 estrategias que esperamos puedan orientarte en esta aventura. ¡Toma nota!:

  1. Refuérzalos positivamente: Les será muy difícil creer en ellos mismos si no lo haces tú antes, por lo que además debes demostrárselo con cierta frecuencia. Recuerda que son ellos el centro de su aprendizaje, ¡dales el protagonismo que se merecen!
  2. Utiliza diferentes metodologías: Ya que no todos los estudiantes responden de la misma forma, es importante ir mezclando la forma de trabajar para que todos puedan disfrutar con aquello que más les gusta. Actividades individuales, en equipo, investigaciones, juegos… ¡el límite lo pone tu imaginación!
  3. Da feedback a tus alumnos: Es muy importante que les expliques dónde se han equivocado y cómo pueden mejorar para la siguiente ocasión, o pueden sentirse perdidos y perder la motivación pronto.
  4. No tengas miedo a innovar: Aprovecha la fascinación de los más pequeños por las nuevas tecnologías y prueba diferentes herramientas TIC en tus clases, adaptándolas a sus necesidades y al tema a tratar.
  5. Sé creativo en el uso del espacio: Cambia el escenario de vez en cuando, utilizando los diferentes espacios de la escuela o del entorno (patio, parque, biblioteca…) o cambiando de orden el mobiliario pueden ser geniales ideas para hacer las clases diferentes.
  6. Marca objetivos alcanzables: Los retos que plantees deben de ser lo suficientemente difíciles como para que requieran un esfuerzo importante (¿conoces el término de ‘zona de confort’?),  pero lo suficientemente realistas como para que no acaben siempre en frustración.
  7. Utiliza sus vivencias como recurso educativo: Relacionar los contenidos con la experiencia de tus estudiantes les permitirá ver la utilidad de lo que están aprendiendo, y les será mucho más sencillo retener los conocimientos sobre ello.
  8. Sé cercano y atento: Trata a cada estudiante de forma personalizada, intentando dedicarles tiempo exclusivo para hablar con ellos sobre temas académicos o extraescolares.
  9. Ayúdales a superar la frustración: Tus estudiantes necesitan apoyo para reconocer y superar la ansiedad y frustración. Por tu parte, analiza y estudia sus diferentes capacidades y adapta las tareas a ellas.
  10. Haz de la curiosidad tu mejor herramienta: ¿Habías pensado alguna vez en empezar todas tus clases con una pregunta que llame la atención de tus estudiantes? Ésta es una forma de despertar su curiosidad por el tema, pero seguro que puedes encontrar otras muchas adaptadas a sus preferencias y características.
Algunos recursos que no te puedes perder


  • Toda una responsabilidad: Un genial artículo de Santiago Moll, como ya nos tiene acostumbrados. Una reflexión desde la propia experiencia, y que seguro que te será de gran utilidad.
  • Consejos para practicar cada día: Algunas ideas que puedes poner en práctica desde hoy mismo y que seguramente marcarán la diferencia en tu aula. ¡Toma nota!
  • ¡Enséñales a motivarse!: ¿Qué es estar motivado?, ¿por qué unos alumnos están motivados y otros no?, ¿qué responsabilidad tenemos los profesores? En este artículo se responden a éstas y otras muchas preguntas.


    MOOC "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC "

    En este verano caluroso, al inicio de las bien ganadas vacaciones, inicio el curso "Diseño de proyectos educativos innovadores con TIC"

    Se trata de un curso en formato MOOC que busca el cambio en el sistema educativo del día a día dentro del aula.

    Espero obtener buen rendimiento.