19 julio 2016

Número de Avogadro y homeopatía

El físico italiano Amadeo Avogadro vivió en una época (finales del siglo XVIII y primera mitad en del XIX) en el que se asentaron algunos de los pilares fundamentales de muchas ciencias tal y como las conocemos hoy. Su papel en la química y la física fue fundamental. Él mismo participó en su desarrollo, proponiendo la que pasó a la historia como la ley de Avogadro, que establecía que dos volúmenes iguales de dos gases distintos a la misma temperatura y la misma presión debían tener el mismo número de partículas.

Pero su nombre ha pasado a la historia no tanto por esta hipótesis como por el llamado número de Avogadro, que sirve para medir cuánta sustancia tiene un mol y equivale a 6,022x10^23, o lo que es lo mismo (redondeando), 602.200.000.000.000.000.000.000. ¡Casi nada!


O, lo que es lo mismo: 6,023x10^23
 
En número de Avogadro está relacionado también con otra cuestión no científica: la homeopatía. De hecho, es uno de los conceptos que se utilizan para desmontar la supuesta eficacia de esta pseudociencia.

La homeopatía basa sus productos en la dilución de los principios activos siguiendo la escala C: una disolución 2C significa que una parte del principio activo se ha disuelto en 99 partes de disolvente, y una parte del resultado ha sido de nuevo disuelta en 99 partes de disolvente. El resultado es que hay una parte de la sustancia original por cada 10.000 (10^4) partes de solución. Si esto ya es poco, tengan en cuenta que la homeopatía defiende soluciones de hasta 30C, donde hay 1 parte de principio activo por cada 10^60 partes de solución.

Aquí es donde entra el número de Avogadro, que indica con cuántas moléculas partimos exactamente y cuántas van quedando tras cada dilución: si un mol de sal tiene 6,023x10^23 moléculas, una dilución de 1024 hace que el resultado ya no tenga ni rastro de la sal original. Si la dilución es de 1060… ¡Ni una sola molécula del supuesto principio activo se encuentra en el producto final!


Para saber más de Avogadro y hoeopatía, clic en el enlace.

No hay comentarios: