08 enero 2016

Polos magnético y geográfico

Aunque habitualmente se supone que las posiciones de los polos geográficos y magnéticos coincide... ¡es falso!


      Recordemos que la Tierra es "casi" una esfera. Cuando gira sobre sí misma, lo hace respecto  a un eje que va desde el polo Norte al Sur. 
      La denominación de "polo" Norte y Sur, nos hace pensar que los polos magnéticos y geográficos no coinciden. De hecho el los polos magnéticos cambian de posición de un día para otro. of que la brújula no apunta al polo norte geográfico sino al magnético.
     Que el polo magnético cambie de posición es normal, dado que el núcleo de la Tierra (NiFe) está compuesto de níquel y hierro, causante, éste,  del magnetismo. 
     Por otra parte, la distribución de la masa de la Tierra en torno al eje de giro, no es simétrica, y,  por ello puede cambiar. A veces una gran sacudida, un fuerte terremoto, hace que cambie la posición del eje de rotación terrestre.

Posiciones relativas de los polos Norte magnético y geográfico
     Por tanto, es imposible que ambos ejes (y los correspondientes polos) coincidan en los mismos puntos. Se trata de una diferencia que es importante y además varía con el tiempo de modo que el norte magnético no se está quieto. 
     El Polo Norte Magnético que nos indica nuestra brújula se encuentra a 81º de latitud y en mitad del ártico canadiense, separado unos 900 kilómetros del Polo Norte Geográfico. Pero en el Polo Sur la diferencia es mucho mayor: El Polo Sur Magnético se encuentra en la latitud 64º Sur en mitad del Océano Ártico y a 2.600 kilómetros del Polo Sur Geográfico!
     Esta diferencia entre el Polo Magnético y el Polo Geográfico se denomina declinación magnética y va variando de año en año. Por ejemplo, el Polo Norte Magnético se mueve hacia el norte a razón de uno 50-60 kilómetros cada año, aunque su movimiento es errático.
      Cada 250.000 años se invierte el polo norte por el sur y viceversa.  Pero actualmente y de forma curiosísima, llevamos un retraso importante de varias decenas de miles de años, de modo que podría ocurrir en cualquier momento.
                                                                         

     La última inversión de los polos fue hace 780.000 años. Durante este cambio la Tierra deja de estar protegida magnéticamente (magnetosfera). Esto tendría consecuencias terribles para los seres humanos y animales que usan el magnetismo para saber su paradero, para la naturaleza en general y para nuestra tecnología de la que depende la sociedad.


     En 2010, se produjeron terremotos de gran intensidad que sacudieron Haití, Chile, México, California, Indonesia e India. Suman uno de los peajes de muerte anual jamás registrados. ¿Existe alguna relación entre todos estos desastres? Los científicos intentan dar explicación a estos seísmos y predecir posibles terremotos. 

 

Ismael, enero 2016
 

No hay comentarios: