13 abril 2015

Misterio: Círculos de hadas

     Los «anillos de hadas» que se cuentan por miles en el desierto de Namibia, África,  aparecen y desaparecen por causas desconocidas.


     Un equipo de biólogos de la Universidad Estatal de Florida acaba de descubrir que los “anillos de hadas” que se cuentan por miles en el desierto de Namibia siguen una especie de “ciclo vital” que los hace aparecer y desaparecer con regularidad.  Se trata de decenas de miles de extrañas “calvas” círculares, de entre 2 y 12 metros de diámetro,que motean las polvorientas praderas africanas del desierto de Namibia, justo entre Angola y Suráfrica. En el interior de esos círculos la hierba no crece, pero muchos de ellos están rodeados por un anillo de vegetación más alta que la de alrededor, una especie de corona verde que marca claramente el perímetro de la zona seca.
Hasta la fecha, existen tres teorías que podrían explicar la formación de estos 'círculos de hadas', como se conocen coloquialmente, la más popular de las cuales es la que defiende que serían las termitas las que causan la muerte regresiva de la vegetación, mordisqueando su base. Otros investigadores consideran que son los hidrocarburos que emanan del subsuelo los que echan a perder estas zonas (que pueden alcanzar hasta 20 metros de diámetro), mientras que una tercera teoría lo achaca a una autorregulación del crecimiento de la hierba.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2146888/0/misterio/circulos-de-hadas/africa/#xtor=AD-15&xts=467263
    
    Hasta la fecha, existen tres teorías que podrían explicar la formación de estos 'círculos de hadas', como se conocen coloquialmente, la más popular de las cuales es la que defiende que serían las termitas las que causan la muerte regresiva de la vegetación, mordisqueando su base. Otros investigadores consideran que son los hidrocarburos (metano, etano, propano, butano...) que emanan del subsuelo los que echan a perder estas zonas (que pueden alcanzar hasta 20 metros de diámetro), mientras que una tercera teoría lo achaca a una autorregulación del crecimiento de la hierba.


La distribución de los círculos de hadas por el desierto puede parecer al azar, pero resulta que tiene un patrón que coincide muy de cerca con el de distribución de las células de la piel. Un patrón que abarca esas escalas de tamaño drásticamente diferentes (las microscópicas células de la piel y el paisaje del desierto) es casi desconocido en la naturaleza. "Todavía es difícil decir exactamente por qué son similares, pero el hecho de que sean similares ya es muy importante", dijo Sinclair. "Esto es lo que sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño". La investigación fue publicada recientemente en Ecological Complexity. Para realizar el análisis, Sinclair y Zhang compararon el número de vecinos adyacentes a los círculos de hadas y las células de la piel. Tomaron imágenes satelitales de los círculos de hadas y en un ordenador dibujaron líneas a medio camino entre cada par de círculos para designar límites invisibles, al igual que las paredes celulares. El ordenador entonces contabilizó cómo muchos vecinos rodean cada círculo de hadas. Otros investigadores habían calculado vecinos en las células de la piel hace varios años. Los resultados fueron casi idénticos. Tanto la mayoría de los círculos de hadas como de las células tiene seis vecinos. Pero la semejanza es aún más específica. El porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es esencialmente el mismo que en las células de la piel. Hay muchas teorías sobre cómo se forman los círculos de hadas. Desde las cebras a los gases subterráneos que hacen morir a los árboles han sido probadas como incorrectas. Ahora, algunos científicos están desarrollando modelos matemáticos para intentar explicar el origen de los círculos de hadas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2428943/0/circulos-hadas-desierto/misterio/celulas-piel/#xtor=AD-15&xts=467263

La distribución de los círculos de hadas por el desierto puede parecer al azar, pero resulta que tiene un patrón que coincide muy de cerca con el de distribución de las células de la piel. Un patrón que abarca esas escalas de tamaño drásticamente diferentes (las microscópicas células de la piel y el paisaje del desierto) es casi desconocido en la naturaleza. "Todavía es difícil decir exactamente por qué son similares, pero el hecho de que sean similares ya es muy importante", dijo Sinclair. "Esto es lo que sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño". La investigación fue publicada recientemente en Ecological Complexity. Para realizar el análisis, Sinclair y Zhang compararon el número de vecinos adyacentes a los círculos de hadas y las células de la piel. Tomaron imágenes satelitales de los círculos de hadas y en un ordenador dibujaron líneas a medio camino entre cada par de círculos para designar límites invisibles, al igual que las paredes celulares. El ordenador entonces contabilizó cómo muchos vecinos rodean cada círculo de hadas. Otros investigadores habían calculado vecinos en las células de la piel hace varios años. Los resultados fueron casi idénticos. Tanto la mayoría de los círculos de hadas como de las células tiene seis vecinos. Pero la semejanza es aún más específica. El porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es esencialmente el mismo que en las células de la piel. Hay muchas teorías sobre cómo se forman los círculos de hadas. Desde las cebras a los gases subterráneos que hacen morir a los árboles han sido probadas como incorrectas. Ahora, algunos científicos están desarrollando modelos matemáticos para intentar explicar el origen de los círculos de hadas. Los investigadores sospechan que los patrones podrían ser similares porque ambas 'células' están luchando por el espacio. De ser cierto, los científicos podrían un día será capaces de recoger información sobre los sistemas sólo mediante el análisis de los patrones. Por ejemplo, podrían buscar signos de vida en otros planetas o lunas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2428943/0/circulos-hadas-desierto/misterio/celulas-piel/#xtor=AD-15&xts=467263
La distribución de los círculos de hadas por el desierto puede parecer al azar, pero resulta que tiene un patrón que coincide muy de cerca con el de distribución de las células de la piel. Un patrón que abarca esas escalas de tamaño drásticamente diferentes (las microscópicas células de la piel y el paisaje del desierto) es casi desconocido en la naturaleza. "Todavía es difícil decir exactamente por qué son similares, pero el hecho de que sean similares ya es muy importante", dijo Sinclair. "Esto es lo que sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño". La investigación fue publicada recientemente en Ecological Complexity. Para realizar el análisis, Sinclair y Zhang compararon el número de vecinos adyacentes a los círculos de hadas y las células de la piel. Tomaron imágenes satelitales de los círculos de hadas y en un ordenador dibujaron líneas a medio camino entre cada par de círculos para designar límites invisibles, al igual que las paredes celulares. El ordenador entonces contabilizó cómo muchos vecinos rodean cada círculo de hadas. Otros investigadores habían calculado vecinos en las células de la piel hace varios años. Los resultados fueron casi idénticos. Tanto la mayoría de los círculos de hadas como de las células tiene seis vecinos. Pero la semejanza es aún más específica. El porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es esencialmente el mismo que en las células de la piel. Hay muchas teorías sobre cómo se forman los círculos de hadas. Desde las cebras a los gases subterráneos que hacen morir a los árboles han sido probadas como incorrectas. Ahora, algunos científicos están desarrollando modelos matemáticos para intentar explicar el origen de los círculos de hadas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2428943/0/circulos-hadas-desierto/misterio/celulas-piel/#xtor=AD-15&xts=467263
    La distribución de los círculos de hadas por el desierto puede parecer al azar, pero resulta que tiene un patrón que coincide muy de cerca con el de distribución de las células de la piel. Un patrón que abarca esas escalas de tamaño drásticamente diferentes (las microscópicas células de la piel y el paisaje del desierto) es casi desconocido en la naturaleza. "Todavía es difícil decir exactamente por qué son similares, pero el hecho de que sean similares ya es muy importante", dijo Sinclair. "Esto es lo que sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño". La investigación fue publicada recientemente en Ecological Complexity. Para realizar el análisis, Sinclair y Zhang compararon el número de vecinos adyacentes a los círculos de hadas y las células de la piel. Tomaron imágenes satelitales de los círculos de hadas y en un ordenador dibujaron líneas a medio camino entre cada par de círculos para designar límites invisibles, al igual que las paredes celulares. El ordenador entonces contabilizó cómo muchos vecinos rodean cada círculo de hadas. Otros investigadores habían calculado vecinos en las células de la piel hace varios años. Los resultados fueron casi idénticos. Tanto la mayoría de los círculos de hadas como de las células tiene seis vecinos. Pero la semejanza es aún más específica. El porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es esencialmente el mismo que en las células de la piel. Hay muchas teorías sobre cómo se forman los círculos de hadas. Desde las cebras a los gases subterráneos que hacen morir a los árboles han sido probadas como incorrectas. Ahora, algunos científicos están desarrollando modelos matemáticos para intentar explicar el origen de los círculos de hadas. Los investigadores sospechan que los patrones podrían ser similares porque ambas 'células' están luchando por el espacio. De ser cierto, los científicos podrían un día será capaces de recoger información sobre los sistemas sólo mediante el análisis de los patrones. Por ejemplo, podrían buscar signos de vida en otros planetas o lunas.
La distribución de los círculos de hadas por el desierto puede parecer al azar, pero resulta que tiene un patrón que coincide muy de cerca con el de distribución de las células de la piel. Un patrón que abarca esas escalas de tamaño drásticamente diferentes (las microscópicas células de la piel y el paisaje del desierto) es casi desconocido en la naturaleza. "Todavía es difícil decir exactamente por qué son similares, pero el hecho de que sean similares ya es muy importante", dijo Sinclair. "Esto es lo que sugiere que puede haber ese tipo de patrones que cubren escalas muy diferentes de tamaño". La investigación fue publicada recientemente en Ecological Complexity. Para realizar el análisis, Sinclair y Zhang compararon el número de vecinos adyacentes a los círculos de hadas y las células de la piel. Tomaron imágenes satelitales de los círculos de hadas y en un ordenador dibujaron líneas a medio camino entre cada par de círculos para designar límites invisibles, al igual que las paredes celulares. El ordenador entonces contabilizó cómo muchos vecinos rodean cada círculo de hadas. Otros investigadores habían calculado vecinos en las células de la piel hace varios años. Los resultados fueron casi idénticos. Tanto la mayoría de los círculos de hadas como de las células tiene seis vecinos. Pero la semejanza es aún más específica. El porcentaje de los círculos de hadas con cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve vecinos es esencialmente el mismo que en las células de la piel. Hay muchas teorías sobre cómo se forman los círculos de hadas. Desde las cebras a los gases subterráneos que hacen morir a los árboles han sido probadas como incorrectas. Ahora, algunos científicos están desarrollando modelos matemáticos para intentar explicar el origen de los círculos de hadas.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2428943/0/circulos-hadas-desierto/misterio/celulas-piel/#xtor=AD-15&xts=467263
Hasta la fecha, existen tres teorías que podrían explicar la formación de estos 'círculos de hadas', como se conocen coloquialmente, la más popular de las cuales es la que defiende que serían las termitas las que causan la muerte regresiva de la vegetación, mordisqueando su base. Otros investigadores consideran que son los hidrocarburos que emanan del subsuelo los que echan a perder estas zonas (que pueden alcanzar hasta 20 metros de diámetro), mientras que una tercera teoría lo achaca a una autorregulación del crecimiento de la hierba.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2146888/0/misterio/circulos-de-hadas/africa/#xtor=AD-15&xts=467263

Hasta la fecha, existen tres teorías que podrían explicar la formación de estos 'círculos de hadas', como se conocen coloquialmente, la más popular de las cuales es la que defiende que serían las termitas las que causan la muerte regresiva de la vegetación, mordisqueando su base. Otros investigadores consideran que son los hidrocarburos que emanan del subsuelo los que echan a perder estas zonas (que pueden alcanzar hasta 20 metros de diámetro), mientras que una tercera teoría lo achaca a una autorregulación del crecimiento de la hierba.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2146888/0/misterio/circulos-de-hadas/africa/#xtor=AD-15&xts=467263

No hay comentarios: