30 abril 2014

El animal terrestre más rápido del mundo, en proporción a su tamaño.

Con un tamaño cercano al milímetro el ácaro Paratarsotomus macropalpis es capaz de correr a una velocidad de 322 su longitud por segundo
Extrapolado al tamaño de un ser humano, la velocidad del ácaro es equivalente a una persona que corre aproximadamente 2.092 kilómetros por hora, es decir, casi 1,9 veces la velocidad del sonido. 
El anterior récord de velocidad lo poseía el escarabajo tigre australiano capaz de correr a una velocidad de 171 veces su longitud por segundo 
Para hacernos una idea de lo que significa esto,  un guepardo corriendo a 100 Km/h recorre únicamente 16 veces su longitud por segundo. 

 
Este nuevo record ha sido documentado por el estudiante de la Universidad de California Samuel Rubin. Para ello utilizó cámaras de alta velocidad y grabó al animal en laboratorio y en su medio natural. 
Los ácaros también son expertos en parar y cambiar de dirección muy rápidamente, atributos que los investigadores están investigando más para los posibles puntos de vista que pueden ser relevantes para las aplicaciones de bioingeniería. 
Un detalle que sorprendió mucho al investigador fue observar que eran capaces de correr sobre hormigón a 60 ºC, una temperatura letal para la mayoría de los animales.
Paratarsotomus macropalpis es un ácaro endémico del sur de California descubierto en 1916, se encuentra a menudo a lo largo de rocas y cunetas. Existen muy pocos datos sobre el comportamiento de esta especie. 
 

21 abril 2014

El tatuaje gratuito del rayo: figuras de Lichtenberg

Si alguien tiene la tremendísima suerte de recibir el impacto de un rayo y vivir para contarlo, a parte de las secuelas físicas y psicológicas de todo tipo, derivadas de trabajar a tiempo parcial como pararrayos y parar con el cuerpo una descarga de miles de voltios, es muy probable que reciba, además, un bonito tatuaje en forma arborescente que siga fielmente la circulación de la descarga por su cuerpo.

Al recibir el impacto de un rayo (natural o artificial), las moléculas del cuerpo que lo recibe, van absorbiendo progresivamente los electrones de la carga eléctrica hasta que, llegado un momento, ya no puede absorber más y va quemando por donde pasa hasta que la energía recibida es disipada. El dibujo generado se llama figura de Lichtenberg y marcaría el recorrido y el grado de absorción del rayo recibido (más marcado cuanto más cerca de la fuente y menos cuanto más a la periferia), en el bien entendido que si el cuerpo no conductor recibe más energía de la que puede soportar, acabará todo él achicharrado y no saldrá ningún tipo de figura.


En el caso de los humanos, al recibir la descarga eléctrica de un rayo, la electricidad se conduce principalmente por la superficie de la piel, creando a su paso quemaduras que rompen las venas capilares que la irrigan formando micro-derrames de sangre que darían como resultado un curiosísimo tatuaje en forma de Flores de Rayo. Aunque no se conoce muy bien el porqué del fenómeno, estos dibujos acostumbran a ser temporales y pasado un tiempo son reabsorbidos por el cuerpo. 






20 abril 2014

Fractales en pintura

Jackson Pollock, norteamericano, murió a los 44 años a causa de un accidente de tráfico. Que su pintura más famosa , # 5 , 1948 tiene el récord de subasta al venderse en 140 millones de dólares. Básicamente sus pinturas consisten en manchar el lienzo de forma anárquica. 


Pero lo cierto es que las pinturas de Jackson Pollock tienen una fuerte relación con las matemáticas. Concretamente con los fractales.


A mediados de 1940, Pollock creó el expresionismo abstracto. Para ello usaba grandes lienzos en los que aplicaba su técnica del drip and splash o goteo y rociadura. Para muchos no dejan de ser manchas.



Sin embargo, ha habido ocasiones en los que se han logrado detectar falsificaciones de los cuadros de Pollock. Es decir, que allí donde sólo vemos manchas, parece que Pollock conseguía crear cierta seña de identidad. 


R. Taylor, A. Micolich y D. Jonas son unos científicos australianos que publicaron en 1999 un artículo en Nature donde anunciaban que los cuadros de Pollock de la época “drip and splash” tenían estructuras fractales, generadas tanto por como escurría la pintura (diferencias en la anchura de las gotas y regueros) como por la configuración geométrica que seguían los regueros que derramaba el pintor en sus vuelos alrededor del cuadro. 

Los científicos llegaron a medir la dimensión fractal de esas estructuras. Sus cálculos mostraban que esa dimensión empezó a tomar valores mayores que 1 (es decir, su pintura empezó de verdad a ser fractal) a mediados de la década de los 1940; a partir de entonces fue en aumento constante y progresivo hasta alcanzar en 1952 valores cercanos al 1,7 para la dimensión de los patrones caóticos generados por el escurrir de la pintura, y 1,9 para la dimensión de las configuraciones caóticas debidas al movimiento de Pollock. 


El patrón de crecimiento de esos números era tan uniforme, tanta era su regularidad en las obras analizadas, que podía ser usado para determinar la autenticidad de las obras de Pollock, e incluso para datarlas  

 

19 abril 2014

Rayos sobre aviones en el aire

En numerosas ocasiones, aviones en pleno vuelo reciben “la visita” de un rayo con su poderosa descarga eléctrica. Se calcula que en el mundo, un avión recibe un rayo al día.

Pero ¿qué sucede para que los aviones no exploten y sus pasajeros se mantengan a salvo?. Sencillamente, la corriente no penetra el interior del aparato, sino que circula por la superficie de la carcasa. Del mismo modo, tampoco llega la descarga al combustible, evitando así una desgracia. Este fenómeno es conocido como la jaula de Faraday, y en el siguiente vídeo podemos observar los espectaculares efectos.


La luz eléctrica en la noche de la Tierra (sin nubes)

Esta visión global se ha realizado con las imágenes obtenidas por el satélite Suomi National Polar-orbiting Partnership (NPP), que necesitó completar 12 órbitas durante nueve días en abril y 13 días en octubre para obtener imágenes sin nubes de toda la superficie de la Tierra.

Aumento del nivel del mar

El nivel del mar ha aumentado una media de 1,8 milímetros al año en todo el mundo desde 1961 a 2003. 

 El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático en un informe de 2007 calculó que el aumento debido a la expansión térmica de los océanos y al deshielo de los casquetes polares y glaciares suponía 1,1 milímetros anuales. 

Durante estos últimos años se ha cuestionado si los datos del IPCC eran correctos, y en ese caso de donde salían esos 0,7 milímetros adicionales. 

Un estudio publicado este domingo por científicos de la Universidad de Tokio en Nature Geoscience ha encontrado la respuesta. Explican que es debido a la extracción de agua de acuíferos subterráneos, ríos y lagos por el hombre.




Este agua no se repone y llega al mar a través de los ríos o la evaporación del suelo.

El principal contribuyente es el agua subterránea extraída por el hombre. Otros son el embalse artificial de agua, el cambio en las condiciones de retención de agua de los ecosistemas terrestres debido a modificaciones en el clima y la perdida de agua en cuencas cerradas.

Estos factores son los responsables de la subida del nivel del mar en 0,77 milímetros al año desde 1961 a 2003, un 42% del total.

La subida del nivel del mar afecta a cientos de millones de personas que viven en las costas.

Un pequeño aumento anual puede transformar sus condiciones de vida: inundaciones por las mareas y la salinización de las tierras agrícolas próximas a la costa son dos de los problemas más frecuentes.