11 mayo 2011

¿Por qué la potencia se mide en Caballos de Vapor (CV)?

Algunos, los más mayores, recordamos con nostalgia aquél cochecillo conocido cómo "Dos Caballos",  el Citroën 2CV, que marcó toda una época. También durante mucho tiempo la referencia a la potencia de los vehículos ha sido en función de cuántos "caballos" (CV) tenían pero... ¿que es eso de los "caballos de vapor"?
 
La historia viene del origen de la revolución industrial, cuando James Watt (1736-1819), el ingeniero y mecánico escocés que inventó la máquina de vapor, necesitaba definir una unidad para medir su potencia.

La unidad que eligió fue el "Caballo de Vapor" (Horse Power en inglés), y el motivo fue de lo más prosaico. En aquel entonces, en las minas de carbón en Inglaterra se utilizaban caballos para extraer el agua que por filtración las iban inundando. Si una mina se inundaba dejaba de ser rentable su explotación y se abandonaba, de ahí la importancia de usar esos caballos para mantener la extracción constante del agua.


Para poder vender sus máquinas a los ingenieros de minas, Watt midió el trabajo que realizaba un caballo típico durante un período grande de tiempo y luego calibró sus máquinas de acuerdo con ello. Así, podía decirle a su clientela "a cuantos caballos reemplazaría su máquina". 

El resto es historia. Las máquinas tuvieron éxito y fue posible reabrir muchas minas que se habían abandonado. Además sustituyeron con ventaja no sólo a los caballos sino también buena parte del duro trabajo humano provocando, a la larga, la Revolución Industrial (y los problemas de desempleo asociados...)

En el Sistema Internacional de Medidas la unidad de potencia no es el CV, sino el Vatio (1 CV = 735,8 W). Sin embargo, aunque el caballo de vapor no es una unidad del Sistema Internacional, todavía se usa más que el vatio, especialmente en vehículos terrestres y motores eléctricos, aunque en aquellos países en los que es legalmente obligatorio el uso del SI, en los catálogos de vehículos aparece siempre la potencia también en kW.

Ismael

No hay comentarios: