11 mayo 2011

Fabricados para no durar

Comprar, tirar, comprar, un documental sobre obsolescencia programada, o lo que es lo mismo, la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo.

Baterías que se 'mueren' a los 18 meses de ser estrenadas, impresoras que se bloquean al llegar a un número determinado de impresiones, bombillas que se funden a las mil horas... ¿Por qué, pese a los avances tecnológicos, los productos de consumo duran cada vez menos? ¿Quieres saber dónde terminan?




En el sentido contrario al anterior video, existe una bombilla encendida sin interrupción desde 1901, está en internet 24 horas al día. De momento se han agotado ya dos webcams y la bombilla está como nueva.

1 comentario:

Anónimo dijo...

segun el video , es verdad que los productos de antes tenian mas duracion , que manera de engan~ar al consumidor .