20 junio 2009

Seguimos con música

La variedad de música producida por el ser humano es casi infinita. Lo mismo los instrumentos para interpretarla.

Dentro de los instrumentos "raros" actuales se puede considerar el THEREMIN.

Es un instrumento electrónico que emplea la alteración de los campos eléctricos en las proximidades de un hilo conductor de corrente electrica o un antena, para producir una variación en la frecuencia sonora.

Los theremines originales estaban fabricados con las, entonces novedosas, válvulas de vacío, que presentaban problemas de mantenimiento y estabilidad térmica, además de necesitar altos voltajes para su funcionamiento, que, aunque no son un peligro para el ejecutante, si lo son para un intento de mantenimiento por inexpertos.

Actualmente existen multitud de firmas que comercializan versiones transistorizadas de theremines, que aun no teniendo la calidez del sonido valvular, son más robustos y adecuados para el transporte, de mucho menor consumo eléctrico y mucho más estables.

El diseño clásico consiste en una caja con dos antenas. Se ejecuta acercando y alejando la mano de cada una de las antenas correspondientes, sin llegar a tocarlas. La antena izquierda (desde el punto de vista de un ejecutante diestro) es horizontal y con forma de bucle, y sirve para controlar el volumen: cuanto más cerca de la misma esté la mano izquierda, más baja el volumen, y viceversa.

La antena derecha suele ser recta y en vertical, y sirve para controlar la frecuencia: cuanto más cerca esté la mano derecha de la misma, más agudo será el sonido producido.


Originalmente, su versión más primitiva fue llamada Aetherophone (que se podría traducir como Eterófono), y constaba sólo de la antena de tono. Dicho diseño fue tempranamente mejorado por el inventor, añadiendo posteriormente una antena para controlar el volumen tal y como hemos descrito. Actualmente, algunos de los modelos caseros y comercializados de Theremin disponen tan sólo de la antena que controla el tono, lo cual siendo rigurosos les convierte en realidad en un "Eterófono", y su uso frecuentemente es el de un aparato para efectos especiales más que un instrumento musical, al no poder acentuar ni separar las notas producidas.


También se han llegado a producir theremines de forma más o menos artesanal con formas de interactuar muy distintas, como por ejemplo, theremines ópticos que miden la cantidad de luz que les llega a un sensor.


Escuchemos su sonido:


Y, con un poco más de humor (no os perdais a "Trancas y Barrancas, las hormigas tras el músico):


Ismael


14 junio 2009

Más música

ARMONICA DE CRISTAL:

La armónica de cristal es un instrumento idiófono inventado (o quizás mejorado) por Benjamin Franklin en 1762.

Un instrumento idiófono, es un instrumento musical en el cual la totalidad del instrumento produce el sonido, es decir, todo el instrumento vibra.

Son instrumentos cuyos cuerpos, de madera o metal, cristal, son duros pero con la suficiente elasticidad como para mantener un movimiento vibratorio.

La familia de los idiofonos está formada por una diversidad de instrumentos que son bastante diferentes entre si, aunque todos tienen una característica que los une; el propio cuerpo del instrumento es el que produce el sonido mediante su vibración.

De hecho; la palabra idiofono deriva del griego “sonido propio”. De este tipo son las castañuelas, platillos, campana, xilófono, gong, botella de anís… y la

Armónica de Cristal:

Consiste en una serie de platos o boles de cristal de diferentes tamaños superpuestos y alineados horizontalmente, atravesados por un eje conectado por correa a un pedal que los hace girar mientras se toca, a la manera de una vieja máquina de coser. Actualmente tiene un registro de cuatro octavas.

Se toca mojando los dedos ligeramente y tocando los platos mientras giran, lo que produce un sonido cristalino.

En algunos lugares estuvo prohibida porque se consideraba dañina. Se decía que provocaba cáncer en quienes la tocaban; aunque hoy en día se sabe que la causa real era el plomo con el que antiguamente se hacían los cristales y que también podía ser causa de saturnismo, motivo por el cual su uso vuelve a ser cada vez más frecuente, eso sí, con armónicas fabricadas de cristales sin plomo.

Hace muchos años escuché por primera vez una composición clásica, Mozart para armónica de cristal:




También se llama armónica de cristal a un conjunto de vasos llenos de agua hasta diferentes alturas. en función de la altura que alccanza el agua, se consiguen diferentes afinaciones y notas. El siguiente video es de una armónica de cristal de este tipo, interpretando un fragmento de una de mis obras preferidas "El Moldava" del poema sinfónico "Mi tierra" del checo Bedrich Smetana (1824-1884):




Ismael

06 junio 2009

Algo de música...


En diciembre, paseando con Nabil por el parque Güel, joya de Gaudí, en Barcelona, bajo un pino de la zona alta, había un persona que tocaba un instrumento musical para mi desconocido. Hace tiempo, en el metro de Nueva York vi a gente tocando un instrumento cuyo sonido me recordaba al del parque, pero cóncavo.

Hablo del HANG:

El Hang es un instrumento musical de percusión creado por Felix Rohner y Sabina Schärer en el año 2000, en un cantón de Suiza. Es un instrumento muy portátil a pesar de su aparente volumen. Hang significa mano en dialecto de Berna y esta compuesto de dos partes de metal en forma lenticular que le da una apariencia de OVNI musical. Se toca usando las manos directamente, golpeándolas suavemente sobre los huecos del instrumento. Cada uno de estos huecos equivale a una nota musical, llegando a cubrir una escala entera. Su sonido tiene la sugerencia de los instrumentos exóticos como la marimba pero metálico y armonioso que crea un ambiente sonoro como de campana oriental. Su aspecto lo aproxima a las formas más atrevidas de la escultura contemporánea y con ciertos parentescos con alguna de las obras del gran escultor Gabriel a quien bien seguro no le importaría que sus obras produjeran sonidos escondidos y primordiales. El Hang crea el sonido idóneo para un encuentro en la tercera fase.


Y aquí, su impresionante sonido:




Su sonido me sorprendió y me sigue sorprendiendo: dulce, brillante, melancólico...




Me parece que la reacción de cualquiera que lo ve por primera vez es la misma: nos quedamos con la boca abierta, creo que al principio no se asimila bien. Uno no cree que ese sonido salga de ahí.


La manera de adquirir uno es mandando una carta por correo postal al Hangbauhaus realizando la peticion y confiando en que la lista de espera no sea muy larga y podais conseguir uno el año proximo ya que la casa se abre a la venta 2 veces al año (suele ser abril y octubre). Su precio ronda los 1000 euros y se puede conseguir a veces por medio de ebay por precios desorbitados

Si quieres más información mira en este enlace.

Ismael